miércoles, 9 de abril de 2014

El Pico del Lobo (2273), por los tubos del Alto de las Mesas [55º-60º max]. Incursión en la Sierra de Ayllón. 16/12/13

Hora de recuperar todas las entradas atrasadas de esta temporada invernal. A mediados de diciembre, después de las primeras nevadas, nos acercamos a la Sierra de Ayllón, en busca de las nieves que en Guadarrama ya se hacían difícil de encontrar. De esta forma, aparte de disfrutar de un corto pero intenso corredor, tachamos otra montaña pediente, el Pico del Lobo, techo de Guadalajara y Castilla-La Mancha.


Resumen de la ruta
Inicio y final: La Pinilla (1500m)
Cumbres:
- Pico del Lobo (2273m)
Distancia: 7-8km
Desnivel de subida: 800m
Desnivel de bajada: 800m
Tiempos:  4h30 (paradas incluidas)


Croquis de la subida, por uno de los tubos derechos. La bajada la realizamos por la canal central.


Para variar un poco y que no se diga, madrugamos algo más de lo normal y a las 9 de la mañana nos plantamos en la estación de esquí de la Pinilla, hoy cerrada. Nos cambiamos y nos preparamos aprovechando el coche, pues el viento hoy es más que fuerte, y con buenas vistas de lo que nos espera.


Nos abrigamos, aunque por mucho viento que hace, la temperatura no es del todo baja, e iniciamos el ascenso, siguiendo la línea de los remontes.


No es la aproximación más bonita...


...pero al menos es rápida.


Antes de lo que pensábamos nos plantamos en el Gran Plateau, desde el cual podemos ver más de cerca lo que el Alto de las Mesas tiene para ofrecernos. Un panorama cuanto menos sugerente.


Hacia atrás, el día parece que ya va despegando...


...y nosotros afrontamos la última pala de las pistas de esquí, de las cuales ya empezamos a cansarnos.


Menos mal que en poco tiempo las dejamos atrás y entramos en la zona más salvaje de la montaña.



Enfilamos la canal y, mirando a nuestro alrededor, nos percatamos de las diferentes posibilidades que se nos presentan...


...en especial este atractivo tubo que supera la pared derecha...


...y por el cual, sin pensarlo mucho, acabamos metiéndonos.


Nos lo encontramos un poco tieso y con muchos claros, pero la nieve que queda, y en algunas zonas el hielo, están en buen estado.


Superamos la primera parte, más tendida...


...pinchando nieve y tierra a partes iguales...



...y realizamos una parada técnica.


Hora de ponerse el casco, siempre mejor en la cabeza que en la mochila.


A partir de aquí es donde empieza lo interesante...


Un corto tubo bastante mantenido con un buen resalte final...


...en el que tendremos que emplearnos a fondo y poner especial atención...


...parar salir bien parados.


Tras afrontarlo Iván y llegar hasta la salida del tubo...


...me llega mi turno.



Llegando al resalte...


...en plena faena...


...hasta alcanzar la salida, donde otra cosa no, pero viento tenemos para rato.


Bueno, y unas buenas vistas también...


Hacia nuestra izquierda vemos la huella que bordea el Alto de las Mesas...


...por el que continuamos...


...con bonitas vistas sobre el Cerrón (2197m)...


...hasta que, tras una curva, avistamos el Pico del Lobo, con las ruinas de su cima.


La preciosa cabecera del valle a nuestros pies...


Iván, que me sigue de cerca...


...y tratando de luchar contra el viento, andando casi a 45º con respecto al suelo, le robamos metros al Lobo. Finalmente superamos la suave loma y llegamos a la cumbre.


Unas fotos rápidas antes de quedarme pajarito...


...a montañas que aún desconocemos...


...pero a las que espero que volvamos pronto.


Pico del Lobo (2273m).


Después toca resguardarse bajo una enorme piedra, comer algo, un pequeño descanso, y salir de allí antes de que el viento nos saque por las malas.

El descenso lo realizamos por la canal central del Alto de las Mesas (a partir de la cual nos desviamos en la subida) y el resto del trayecto desandamos nuestros pasos, volviendo a recorrer las pistas...



...hasta llegar, 4h30 después, a la estación de la Pinilla.


Una agradable mañana, que de no ser por el viento, hubiera sido perfecta. ¡Hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada