viernes, 27 de septiembre de 2013

Alto del Mirlo (Cerro Casillas) (1768m) y Cerro de la Encinilla (1597m). 24/09/13

En esta ocasión nos acercamos a la Reserva Natural del Valle de Iruelas, en las estribaciones orientales de Gredos, a realizar una pequeña ruta de reconocimiento por estas montañas. El tramo que recorremos está dentro de un proyecto que tenemos en mente: la travesía desde el Tiemblo hasta el Almanzor en 3-5 días, recorriendo la Siera de Gredos desde su límite oriental hasta su punto más alto, siempre por la cumbrera.


Resumen de la ruta
Inicio y final: Puerto de Casillas (1467m)
Cumbres:
- Alto del Mirlo (Cerro Casillas) (1768m)
- Cerro de la Encinilla (1597m)
Distancia: 11km
Desnivel de subida: 750m
Desnivel de bajada: 750m
Tiempos: 2h40


Comenzamos la ruta en el Puerto de Casillas, accesible desde el Tiemblo (norte) o desde Casillas (sur) por carretera y pista de tierra.


Antes de empezar contemplamos el paisaje abulense desde el puerto, el embalse del Burguillo al fondo.


Hacia el este empieza la cuerda que seguiremos hoy, por pista de tierra en un día completamente soleado.


Nos ponemos en marcha y, ganando altura rápidamente, nos elevamos sobre el paisaje madrileño y castellano-manchego.




Mirando hacia atrás, el Cerro de Pinosequillo, y la cuerda que continúa hasta el Cerro de la Escusa...


...y hacia adelante una pista con dos o tres repechos muy caprichosos.


Poco a poco vamos observando a nuestra espalda toda la línea de Gredos, que recorreremos algún día (aún indefinido).


Seguimos avanzando...


...y mientras hablamos sobre ello, llegamos a la primera cima del día, a apenas 300 metros sobre el puerto.


Una nueva mirada hacia nuestra espalda...


...y hacia nuestra izquierda, siguiendo la continuación de la cumbrera, con el Cerro de la Encinilla (1597m) y la Cabeza de la Parra (1639m) detrás.


Hacia el sur, el paisaje se pierde en la luminosidad del día.


Alto del Mirlo o Cerro Casillas (1768m).


Continuamos hacia el norte, por un rastro de senda que pronto desaparece, bajando después campo a través, hasta llegar a un amplio collado...


...tras el que tenemos que ascender algunos metros para superar una pequeña elevación...


...tras la cual reaparece el valle y el embalse al fondo.


Después bajamos, casi siempre por pista, a un nuevo y mas bajo collado...


...contemplando la siguiente subida.


Una construcción de piedra despierta mi curiosidad, pero esta algo apartada y seguimos hacia delante...


...encarando la nueva subida, mucho más empinada de lo que puede parecer en la lejanía. Tanto que nos pone rápidamente en nuestro lugar, y llegamos arriba empapados en sudor y casi sin respiración. Cerro de la Encinilla (1597m).


El Valle de Iruelas...


...el Cerro Casillas a nuestra espalda...


...el Cerro de Pinosequillo y el de la Escusa algo más al oeste...


...y el embalse del Burguillo.


Hasta aquí llevamos algo más de 6 km y una hora y media. Echamos cuentas y con el tiempo que nos queda no llegamos hasta el final de la cuerda, teniendo en cuenta que tenemos que volver por el mismo camino hasta el coche. Nos despedimos del cerro...


...nos damos la vuelta y emprendemos el regreso, trotando hasta el collado previo. Durante el ascenso al Alto del Mirlo nos desviamos hacia la derecha por un pequeño camino que nos evitará tener que subir hasta la cima otra vez, pero que no nos quita otro buen repecho.

Esta vez bajamos del puerto hacia el lado de Casillas, comprobando que la pista se encuentra en mejor estado en esta vertiente y el trayecto es más corto. Después vamos hacia el Tiemblo y para terminar nos metemos un chuletón de Ávila en el cuerpo. Ñam Ñam...


...¿cómo no nos va a gustar la montaña? jajaja.

Hasta la próxima.

1 comentario:

  1. Por si fuera interesante o de utilidad para vosotros o para los lectores de vuestra web, tengo publicado el siguiente blog:
    http://plantararboles.blogspot.com
    Se trata de una manual breve y sencillo para que los amantes del monte y del campo podamos reforestar, casi sobre la marcha, aprovechando las semillas que nos dan las plantas nativas de nuestra propia comarca.

    Salud,
    Jose Luis Saez Saez

    ResponderEliminar